La Catedral de Málaga uno de los puntos importantes de nuestra visita guiada. ¡Ven a conocerla con nuestro Tour Gratis Málaga!

 

En esta parada de nuestro tour gratis os comentamos el origen de la Catedral de Málaga y algunas anécdotas de la Calle Císter que es la cual nos encontramos. Hemos dejado atrás la Alcazaba y el teatro romano, además del Palacio de la Aduana. Este palacio neoclásico alberga actualmente el Museo de Málaga y da cabida a las colecciones de
dos insignes instituciones museísticas malacitanas como son el Museo de Bellas Artes de Málaga y
del Museo Arqueológico Provincial de Málaga. Es el quinto museo más grande de España y el mayor de
Andalucía. La entrada es gratuita para españoles y europeos y cierra los lunes.

 

En la calle Císter podemos observar la parte trasera y un lateral de la Catedral de Málaga, cuyo nombre completo es el de Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación. El templo está erigido sobre la base de la mezquita aljama de la época nazarí. Las trazas de origen gótico derivaron en un estilo renacentista y contiene elementos barrocos debido a que su construcción duró más de 300 años. A pesar de los más de 300 años de construcción la catedral quedó inconclusa y una de sus torres se encuentra a medio construir, de ahí deriva el sobrenombre de La Manquita, no tiene cubierta y algunos elementos decorativos no están finalizados. Con todo ello, representa una de las joyas renacentistas de mayor valor de Andalucía.

 

Cambiando totalmente de temática y con el nombre que le dieron en los periódicos de Fantasmas en la Calle Císter contamos los sucesos que acaecieron el 6 de Junio de 1991 en el número 9 de esta calle. Los trabajadores de Plaza & Janes notaban una especie de movimiento sísmico. Cuadros y ceniceros que se movían. “Hasta que empezaron a volar las grapadoras y a clavarse las tijeras en las paredes y una especie de moco verde empezó a impregnar el techo y las paredes”. El personal salió de la vivienda por miedo a salir dañado con lámparas que se movían y archivadores que se caían al suelo. “Se llamó a los agentes, que poco pudieron hacer más que dar fe del hecho, e incluso a un exorcista que tampoco evitó un fenómeno que días después aminoraría hasta desaparecer”. Se barajan diferentes desencadenantes de estos fenómenos como la presencia de un cementerio en el subsuelo o “la muerte en extrañas circunstancias de un empleado”. Como todo lo relativo a este tipo de fenómenos dejamos que cada uno crea o deje de creer.

 

No te pierdas los secretos del centro histórico de Málaga con la visita guiada mejor valorada ¡Ven y disfruta con nosotros en nuestro Tour Gratis Málaga!